Fotografía Nocturna

Larga exposición : La fotografía de larga exposición es una manera gráfica y muy artística de representar el paso del tiempo. ¿Te gustaría producir una de esas fotos nocturnas que retratan el paso de los coches con la típica estela de luz roja o blanca que dejan a su paso? Nada más fácil: simplemente planta tu cámara encima de un trípode bien robusto, selecciona el Modo de Velocidad de Disparo, ajusta tu cámara a una velocidad relativamente lenta y dispara. Tendrás que ir experimentando al principio hasta dar con la velocidad que mejor resultado te dé, pero el resultado merece mucho la pena 🙂   (aquí explico la técnica completa de la fotografía de larga exposición, detallada paso a paso).

Larga Exposición

Larga Exposición

Fotos con poca luz pero con trípode: Esto es lo que venía mencionando antes: a la hora de afrontar una escena con muy poca luz pero con un buen trípode al alcance, nos conviene trabajar con el Modo de Velocidad de Disparo. Ya sabes que, cuanto más lenta sea la velocidad que escojamos, más luz penetrará dentro de nuestra cámara. Para conseguir esto el único requisito es que no se nos mueva ni nos tiemble la mano mientras estemos disparando. La única manera realmente segura y eficiente de conseguirlo es mediante el uso de un buen trípode.
Situaciones de poca luz pero con un trípode: se me ocurre la fotografía paisajística nocturna, la fotografía de relámpagos, la fotografía de estrellas, por mencionar algunos ejemplos.

París
Compartir con.....
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Esta entrada fue publicada en Larga Exposición Nocturna y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.